martes, 29 de enero de 2013

EL GOBIERNO DE RAMON CACERES 1905-1911



Ramón CáceresHay cuatro aspectos principales en su gobierno: La pacificación de una vasta región del país, la puesta en práctica de una nueva política económica, la reorganización del ejército y grandes aportes en el área de las obras publicas.

 Llegada de Cáceres a la presidencia

Asciende al poder el 12 de enero de 1905, tras la renuncia del presidente Carlos Morales Languasco. Ramón Cáceres dirigió los grupos horacistas que contribuyeron a la caída del gobierno de Morales Languasco. De esta manera el país volvía a ser controlado por el sector horacista.
Al momento de Ramón Cáceres, asume el poder, el país se encuentra en medio de una crisis política y económica. La deuda del Estado alcanzaba grandes proporciones. Cáceres en un mensaje dirigido al Congreso en 1906 propuso:
  • Revisar la Constitución y actualizar las leyes que regían la administración pública.
  • Estimular la inmigración de extranjeros.
  • Incrementar el apoyo a la educación.
  • Ratificar lo establecido en el Modus Vivendi como una forma de poder pagar la deuda externa y preservar la independencia.
  • Propone un sistema de Votación Indirecta.
  • Estableció una Reforma Constitucional.
Fomento el establecimiento de granjas experimentales para crear una conciencia técnica sobre la explotación de la agricultura. En el gobierno de ramón caceres se pagaron las deudas externas,que avían en nuestro territorio.

NOTA:  Ocupo la presidencia, entonces, Ramón Caceres: Sereno, prudente, categórico , honesto de probada valentía; Caceres era tal vez, en términos humanos y políticos, el mejor producto de una sociedad rural y autárquica como era la República Dominicana en esos años a principios del siglo XX.

Hombre de trabajo , estaba acostumbrado a mandar  hombres endurecidos en la región central , encabezando grandes recuas de burros, mulos y caballos que transportaban cargas de productos agrícolas y mercancías del Cibao a los puertos de Monte Cristy , Puerto Plata y Santo Domingo y de estos al Cibao Central.

La autoridad política y militar del país quedo concentrada en manos del presidente quien con su estilo de vida , campechano y abierto, como lo había practicado Lilis, fue accesible  a todos  los sectores  de la sociedad , con la diferencia  que con su conducta,  Mon era un gobernante prudente.

Caceres tenia un criterio definido de su papel como dirigente del pueblo dominicano . Indulgente , tolerante a veces, modesto en su vida personal, Mon fue el líder y jefe de un gobierno enérgico,  con firme base social , mucha veces  dictatorial y represivo  obligado a actuar drasticamente porque no podía hacerlo de manera diferente , porque  las circunstancias así lo imponían.


Además , acostumbrado a mandar hombres , un olfato sicológico, si cabe la expresión , de la naturaleza o composición social del pueblo dominicano. Y por eso a Lilis , Caceres emprendió  la tarea de organizar  un cuerpo armado de carácter policial con autoridad en todo el territorio del país. Ese cuerpo armado recibió el nombre de Guardia Republicana, organizada sobre las bases de la Guardia Rural que había creado el gobierno de Carlos Morales Languasco.

Esa Guardia Republicana . Era realmente eficiente , disciplinada, pero también, al mismo tiempo, represiva. El pueblo la bautizo con el significativo nombre  de "La Guardia de Mon" , que jugo un papel muy importante.

Ramón Caceres había mantenido el orden en la mayor parte del territorio nacional con medidas represivas que no vacilo en aplicar, particularmente en la Linea Noroeste , refugio de incontrolable "guerrilleros" que desafiaron repetidas ocasiones a Ramón Caceres.



 Plan de ajuste

A su llegada al poder Cáceres tuvo que hacerle frente al problema económico del país la deuda pública alcanzaba a $40 millones de dólares. El presidente Roosevelt envió al financiero Jacobo Hollander a determinar el monto de la deuda, Hollander propuso al gobierno dominicano un plan de ajustes para rebajar la deuda a $20 millones de dólares. Este plan fue aceptado por los acreedores y la deuda quedó reducida en $17 millones de dólares.
Roosevelt le atribuyó una función estratégica de gran importancia a las Antillas, fundamentalmente por la proximidad con el Canal de Panamá, en donde habían establecido una base militar.
El presidente Roosevelt dispuso un préstamo para la República Dominicana de $20 millones de dólares, con la finalidad de que el país pudiera pagar una deuda externa de $17 millones de dólares y con los 3 millones restantes construir una serie de obras de importancia para el progreso nacional.
Para el presidente Cáceres lo prioritario era pagar la deuda externa. Desde que inició su gobierno gestionó acuerdos con los Estados Unidos realizando un plan de ajuste mediante el cual negoció la deuda. Dichas negociaciones culminaron con un nuevo préstamo por la suma de $20 millones de dólares. Como contrapartida se firma un acuerdo financiero llamado Convención Domínico-Americana en mayo de 1907.
Esta Convención ratificaba el acuerdo de 1905 y sus estipulaciones fueron:
  • El 50% de los ingresos de las deudas iría a un banco de Nueva York.
  • El 5% para el pago de los empleados.
  • El 45% se le entregaría al gobierno dominicano.
El Modus Vivendi de 1905 y la Convención de 1907 constituyen los dos grandes acuerdos financieros de gobiernos dominicanos con el Estado norteamericano. Mediante los mismos, República Dominicana pierde la independencia económica.
Además de lo acordado, se establecía que el gobierno dominicano no podría modificar las importaciones y exportaciones, ni aumentar su deuda sin el consentimiento del gobierno norteamericano. También las autoridades de ambos gobiernos le daría protección al Receptor General De Aduana. Con este convenio quedó lesionada la soberanía dominicana. Gran parte de la población se opuso a este acuerdo.

 Medidas tomadas por el gobierno de Ramón Cáceres

Ramón Cáceres con el propósito de fortalecer los controles del Poder Ejecutivo, logró que la Asamblea Constituyente hiciera los cambios siguientes a la Constitución:
  • Anular el cargo de vicepresidente.
  • Ampliación del período presidencial a seis años.
  • Se suprimió el Consejo de Secretaría de Estado.
  • Los gobernantes provinciales dejaron de tener el control militar en sus provincias y sus funciones quedaron reducidas al plano civil.
  • Se creó una cuenta especial en el presupuesto denominado Cuenta para generales a las órdenes del presidente de la República.
  • Se Instauró un sistema bicameral, con la cámara de Senadores y Diputados.
Con todas estas medidas, Cáceres buscaba mantener el control político y militar del país.
Entre las obras públicas realizadas por su gobierno se encuentran:
  • Equipar de libros las escuelas del país.
  • Ampliación del ferrocarril central dominicano hasta moca.
  • Extensión del servicio de telegráfico y telefónico.
  • Reconstrucción de los puertos y muelles de mayor importancia.
  • Reorganizar los servicios de correos.
  • Llevo la educación a las zonas rurales del país.
  • Fomento el establecimiento de granjas experimentales para crear una conciencia técnica sobre la explotación de la agricultura.

 Grupos opositores al gobierno de Cáceres

Desde los inicios de su gobierno, Cáceres al igual que sus antecesores, tuvo que enfrentar grupos que buscaban derrocarlos. Uno de los focos guerrilleros más importante que se produjo fue el de la Línea Noroeste, con los jimenistas Desiderio Arias y Demetrio Rodriguéz, quienes mantenían el control absoluto de la zona.
Para hacer frente a esta situación, Cáceres se trasladó a Monte Cristi con sus tropas y asesores militares. Prácticamente devastó esa zona, concentrando el abastecimiento de alimentos en determinados lugares y ordenando el traslado del ganado al interior del Cibao en un plazo de 20 días. Parte de la población se sometió a las medidas, otros emigraron. Las actividades agrícolas y ganaderas se vieron afectadas. Sin embargo, el presidente Cáceres logró controlar a los insurrectos. Usó los mismos métodos en la región sur, logrando reprimir a los caudillos de esa zona.
Una de las tácticas usadas por Cáceres era la de enviar emisarios a los lugares donde los caudillos regionales tenían mayor fuerza, con la instrucción de que se reunieran en un lugar neutral para lograr un acuerdo de paz. Esta reunión era una encerrona, los caudillos opositores, allí presentes, finalmente eran rodeados por el ejército y eliminados del camino.
Durante el mandato de Cáceres se dio mucha importancia a los asuntos militares. Creó un ejército profesional a fin de sustituir a los ejércitos particulares que dirigían diversos caudillos regionales.
Junto a este ejército, reorganizó la Guardia Rural creada durante el gobierno de Morales y la convirtió en fuerza policial para todo el país, llamándola Guardia Republicana, también llamada popularmente como Guardia de Mon. Se caracterizaba porque imponía su autoridad y le era fiel al Presidente.



NOTA:  Después de 1906, el año de mayor represión contra los caudillos regionales, se observó una disminución de los alzamientos
en las zonas más castigadas: el Sur y la Línea Noroeste. Pero de
ninguna manera esta disminución significó la paz. Los alzamientos a partir de 1908 serían en su mayoría de cabecillas horacistas,
quienes no se encontraban a gusto dentro de la nueva organización impuesta por Cáceres. Nuestro planteamiento es que
estos caudillos locales eran mantenidos dentro del gobierno
como empleados pero sin ningún poder efectivo. El régimen
de Cáceres les quitaba su autoridad tradicional convirtiéndolos
en simples piezas del engranaje gubernamental, piezas decorativas sin poder real.
Esta situación era diferente a la del régimen de Heureaux,
donde a pesar de la centralización del poder y de la paz alcanzada por la fuerza, se mantenían los caudillos locales como cé-
lulas de poder, siempre y cuando fueran leales al gobierno.
Esta sumisión se lograba mediante prebendas, como ya habíamos señalado, pero Heureaux se cuidaba de dejar bien claro
cuál sería su fin si osaban rebelarse.
Este cambio bajo el régimen de Cáceres no fue aceptado
por todos. Ahora se convertían en ‘‘generales’’ con cargos dentro del gobierno, pero no tenían poder. Era otra forma, más
sutil que las ‘‘encerronas’’, de eliminar a los caudillos regionales y locales. A este intento de control, los caudillos locales se
opusieron y se convirtieron entonces en bandoleros y cabecillas de gavillas.

En el Este, durante los primeros meses de 1908, no se encuentran noticias de grupos alzados. Fue a partir de finales de
marzo que las noticias de gavillas se encuentran en los diferentes documentos de los legajos de Interior y Policía.
El Gobernador de San Pedro de Macorís expresó acerca de
los grupos que merodeaban la provincia para 1908:
Esta es una guarida de vagos, de contumaces, prófugos y criminales que están de propósito en las fincas por los
cortes de caña en los lugares más apartados esperando
oportunidades para lanzarse a la pillería sin peligro o al
menos con alguna garantía. De esta clase de gente fue la
que nos peleó aquí y entre ellos los Álvarez y algunos otros.1
Este documento nos ofrece la información sobre la relación
entre las gavillas y las fincas de caña como zona de refugio.
Al mismo tiempo que se mencionaban los grupos de Estrella, los Álvarez y Melitón Ruiz, las noticias de grupos de ‘‘criminales prófugos’’,2
 aumentaban:
... la ronda que en persecución de criminales prófugos
envió esta Gobernación conduciendo 3 criminales i un desertor del Batallón Ozama...3
...envié una ronda en persecución de varios criminales
prófugos en la Provincia...


Según Apolinar Rey las causas de esta situación eran:
...la mala administración civil y militar que casi siempre ha tenido esta común las diversiones diarias en los
campos las exigencias vergonzantes de algunas autoridades y el olvido completo de la decencia de sus caracteres y
sobre todo la falta de una buena prisión...5
Las quejas de diferentes funcionarios del gobierno sobre la
situación ‘‘indefensa’’, poca protección e indiferencia de la justicia, ante criminales y bandoleros fue reiterativa:
Los alcaldes pedáneos temen ya reducir a prisión a
cualquier criminal que vaye a refugiarse en su sección pues
a los pocos días de su captura reciben el golpe certero de la
asechanza de aquel que se ha fugado de la cárcel...6
...En las comunes de Higüey y Hato Mayor vagan impunemente los criminales y son protegidos por las autoridades de esos lugares...7
Las secciones se encuentran llenas de criminales y todo
ello debido al poco empeño que se toma la justicia en hacer
luz en los crímenes que a diario se vienen sucediendo quedando de ese modo sin castigo alguno y en completa libertad los consumadores de ellos...8
En los campos de Macorís hay unos 150 criminales
prófugos. Urge el Gobierno tome una medida.9


En septiembre, el Jefe de la Zona de El Seibo informó al
Jefe Superior de la Guardia Republicana que: ‘‘Ha habido en Hato Mayor cuatro asesinatos en tres días y por esta razón no se
puede cubrir puesto con tan poca gente, es mandándolos a
que los sacrifiquen por haber allí un número de criminales...’’.10
Los grupos que se reportaron a partir de junio ya no son
‘‘bolos’’ remanentes de los alzamientos entre los años de 1902
y 1904, sino personas que de una manera o de otra formaban
parte del gobierno de Ramón Cáceres, como fueron los casos
de Teófilo Estrella, los hermanos Álvarez y Melitón Ruiz, posiblemente tratando de evadir el proceso de sometimiento y control desarrollado por Ramón Cáceres como parte de su política
de eliminación del caudillismo.
Teófilo Estrella, ‘‘general’’ al servicio de la Gobernación de
San Pedro de Macorís, cargo por el cual devengaba $30.00
mensuales,11 se fue al monte con un pequeño grupo a mediados de septiembre.12
El Gobernador de El Seibo planteó su opinión: ‘‘...yo pienso
que este movimiento no tiene importancia ninguna y parece
como que es hijo de disgustos particulares a consecuencia de
no encontrarse bien armonizados los intereses sociales y políticos de la vecina provincia...’’.13
‘‘Asunto de Estrella no se le ve punta... no hay quien no le
reproche esa salida como la de un bandido...’’.14
La causa del agavillamiento de Estrella también tenía relación con las diferencias entre el Gobernador de San Pedro de
Macorís y el Secretario de Interior y Policía y de su preferencia
hacia Zenón Ovando y Prebístero Hernández para la Gobernación de la provincia de San Pedro.



El Gobernador de Santiago comentó al Secretario de Interior y Policía sobre el alzamiento de Estrella lo siguiente:
...Me decías hace algunos días que el ‘‘hambre era
mala consejera’’ y yo agregaría que el contagio es peligroso, tomando como base esta afirmación lo que ocurre por
allá con Teófilo Estrella. Si hubiera sido uno de nuestros
enemigos naturales, nada hubiera sido que tomara el monte y anduviera dando carreras, porque sería lo lógico y lo
que debíamos esperar; pero tratándose de un compañero no.
No soy partidario de que se quebrante el sistema establecido por el Gobierno, pero sí soy partidario de que por
medios decorosos se atienda a los amigos que hoy no son
atendidos, dándoles trabajo. El estado lisonjero de nuestra Hcda. permite se comience una o más obras en las
cuales tengan cabidas esos amigos que hoy necesitan de
nuestro apoyo.16
Esta opinión es similar a la expuesta con relación al caso de
Candelario de la Rosa en 1905.
La repartición de prebendas del Estado jugaron un papel
importante tanto en el apaciguamiento de los grupos como en
el alzamiento de éstos.
No todos en el Gobierno tenían esa opinión, el diputado
por San Pedro de Macorís, Eladio Sánchez, entendía que debía ponerse fin a este movimiento sin concesiones:
...por el descrédito que ello significaba para la situación y por
los perjuicios de varios jéneros que ocasiona... La circunstancia de ser esta época de tiempo muerto puede favorecer el aumento de esos grupos revolucionarios, y como dentro de dos
meses comenzará la zafra conviene que para ese entonces haya
erminado completamente el mal estado de cosas. Por eso es
que digo que a todo trance conviene activar la persecución de
esa jente ó buscarle otra solución al asunto ...

Encontramos que los documentos nos sugieren una relación
entre la industria azucarera y las gavillas. Relacionan el aumento de los grupos con tiempo muerto en los ingenios, sin dejar
de señalar que es conveniente acabar con los grupos antes de
que comience la zafra.
Estrella merodea de Paso al Medio a El Seibo18 y Juan Dolio.19
La persecusión continuó pero no se reportó ningún encuentro con las tropas del gobierno:20
‘‘Éste, hasta ahora no hace
acto de presencia por ningún lado y he sabido que cunde el
disgusto entre los que le acompañan esperando la mayor parte
a volver a sus hogares’’.21
Algunos de los pertenecientes al grupo de Estrella se entregaron22 a los pocos días del alzamiento: ‘‘Perseguidos sin tregua ni descanso han tenido que someterse sin ofertas de garantías, una parte y los demás, capturados por las fuerzas
destacadas en su persecución... la imposibilidad de acceder a
lo que solicitó para Estrella no intentó nuevas gestiones...’’.23
Lo solicitado por Estrella era embarcarse al extranjero24 y
hacer su presentación ante Bordas Valdez.25 Estrella fue apresado a los pocos días de su alzamiento y enviado a la capital.26
En su grupo había personas pertenecientes a la Policía Nocturna, serenos, como el caso de Dámaso Alcalá27 y antiguos militares como Telésforo Mártir, que le sirvió de práctico.


En la persecución de Estrella el Gobierno utilizó a los hermanos Álvarez,29 quienes más adelante veremos que estaban
en actitud rebelde frente al Gobierno. Se intentó someter a la
justicia a Estrella30 pero los resultados de estas gestiones no son
conocidos. Para mediados de octubre de ese año, Estrella estaba de nuevo en el monte: ‘‘El amigo Estrella se ignora su paradero a pesar de que se persigue muy activamente...’’.31
El Gobierno utilizó esta vez al general Rufino López ‘‘... muy
práctico y mejor guerrillero y enemigo particular de Estrella...’’,32 quien había formado parte del grupo de Pedro Mota y
fue cabecilla de un grupo alzado. La actitud del Ejecutivo para
septiembre de 1909 era todavía la de ‘‘...proceder duramente
con ellos...’’,33 aunque el presidente Cáceres dejaba la opción
de autorizar el embarque al extranjero34 tal como él lo había
solicitado el año anterior.
Los hermanos Álvarez, a pesar de que a veces se les utilizaba
contra otros grupos, estaban sin someterse al gobierno desde
finales de 1908. En octubre de ese año, el Procurador General
de la República solicita al Secretario de Interior y Policía el
apresamiento de los Álvarez por ‘‘crímenes en El Seibo’’.35 Éstos estaban acusados, desde julio de 1908, de la muerte de Secundina Reyes y uno de sus hijos, aunque en mayo se señaló
como responsable a un tal Juanico Polanco.36 Se involucraron también a Pedro A. Reyes y a Manuel Santana como autores
materiales del hecho.37
Para agosto,
...en la sección de Sabana del Soco, armados y protejidos
por las autoridades de esta ciudad [El Seibo, MG] cuando aún era gobernador el Gral. Ovando, se encontraban
impunemente los Álvarez, los cuales según la opinión pú-
blica y declaración de un hijo de la Sra. Secundina Reyes
que se encontraba en el momento del asesinato, fueron los
autores de tan horrendo crimen el cual ha quedado cubierto bajo el ala de misterio por el solo hecho de la justicia no
haber obrado con la actividad necesaria.38
En octubre, el Gobernador de San Pedro de Macorís pidió
que se suspendiera la acción contra los Álvarez39 y el Gobernador del Seibo respondió señalando las dificultades para la captura de estos hermanos:
Como en otras veces he significado a Ud. para la captura de estos individuos hay que emplear mucha prudencia a fin de no dar un golpe falso y provocar por ende, el
alzamiento de ellos. La extensión grandísima de esta Provincia, así como sus aspérrimos parajes, son circunstancias propicias para los que como ellos, prácticos por demás,
preferirán sin duda alguna, las lomas a la cárcel... de
acuerdo con los hermanos Reyes de Hato Mayor combiné
un plan para poder hacer venir a esta a los 4 hermanos
Álvarez, pues estos, con motivo de las últimas prisiones
efectuadas a requerimiento del Procurador Gral., están muy
esquivos y desde entonces no han vuelto a la población...



Se intentaron varias estrategias para apresarlos como sorprenderlos al enviarlos a apresar jugadores,41 darles un asalto en sus
casas,42 pero todas fracasaron. Otros procedimientos se emplearon entonces, no solamente la persecución sino ‘‘la reconcentración’’ de sus mujeres, hijos y familiares:
La activa persecución que aún les tengo y algunas medidas enérgicas que he tomado para la pronta captura de
ellos... Para evitar que las mujeres de estos y sus familiares, les prestaran medios de subsistencia los he reconcentrado a todos y, a la vez, he hecho conocer a todos los moradores de las secciones en que ellos vagaban la complicidad
que le cabría a todo aquel que le prestara apoyo o patrocinara de algún modo a los presuntos criminales.43
Esta reconcentración fue ordenada en diciembre de 1908 y
todavía en septiembre de 1909, se encontraban presas Celestina
del Rosario, esposa de Juan Álvarez, e Isabel Cantalisio, esposa
de Basilio Álvarez, con 8 niños.44 Estas mujeres se quejaron no
sólo de la persecución de sus maridos y el confinamiento de ellas
y sus hijos, sino también de la destrucción de sus hogares y que
‘‘... la Guardia dispuso de más de 200 cerdos y 150 gallinas...’’.45
Los Álvarez continuaron en todo el año 1909, en actividad.
En mayo, merodeaban por Mata de Palma,46, Jovero y Yerba
Buena;47 en junio, por La Hicotea, junto con Fidel Ferrer,
48 y en El Cercadillo donde tuvieron un encuentro con guardias.49
En julio, fueron hecho presos dos de los hermanos Álvarez.50
En diciembre, las noticias de los Álvarez fueron:
...Hoi se hallan estos agavillados en número considerable, haciendo todo género de estafas, asaltando, como lo
hicieron en pueblos como R. Santana i continuan siendo
una amenaza i en conflicto para la estabilidad de la Paz
i garantía de los intereses comunales...51
Recomendó el Gobernador del Seibo, en ese momento
resolver la situación ‘‘de un modo radical, esforzándola hasta el exterminio si lugar ubiese para ello’’.52
A fines de enero de 1910, los Álvarez y varios cabecillas
que se encontraban también en el monte, entre ellos
Nemencio Guzmán y Melitón Ruiz, solicitaron garantías a
través del administrador del ingenio Consuelo y el colono
Mr. Levy,
53 pero las condiciones no fueron aceptadas por el
Gobierno.54
En febrero de 1910, el gobierno continuó su acoso hacia
el grupo de los Álvarez y el de Enemencio Guzmán,55 hasta
que en abril una parte del grupo de los Álvarez se presentó.56
En julio se anunció que Juanico y Basilio Álvarez habían muerto en un choque contra las tropas del gobierno, quedando


heridos otros, entre ellos Solís Álvarez.57 Marcelo Álvarez, sobrino, se entregó con parte del grupo en diciembre.58
A inicios de 1911, en El Soco se encuentra a Félix Álvarez, ‘‘antiguo gavillero’’, muerto por ‘‘alguno de sus enemigos’’,59 aunque
en noticias de 1911 todavía se perseguía a una parte del grupo.60
Para el 1909, aparecieron dos nuevos grupos: el de Juan
Pedro Caminero y el de Melitón Ruiz. Caminero estaba alzado
antes de noviembre de 1909. Merodeaba Guayacanes y El Cuero, en la sección de Guerra.61
En enero de 1910, Caminero pidió garantías a través de un
familiar.
62 Ante la petición el Gobernador de San Pedro de
Macorís expresó: ‘‘Yo no estoy de acuerdo en darle garantías a
un grupo que ha cometido todas clases de excesos i más bien
me preparo perseguirlos mayor actividad’’.63
Perseguido durante todo el mes de febrero,64 intentó a inicios de marzo presentarse ante Ovando,65 pero este comunicó:
‘‘Salgo nuevamente Juan Dolio buscar Juan Pedro Caminero
mal intensionados lo han descompuestos’’.66
Pedro Juan Caminero por fin se presentó a fines de marzo.67 José Caminero, hijo de Juan Pedro, se alzó con un grupo.


de 10 hombres en junio de ese mismo año, pero se presentó al
poco tiempo.68
Se reportó que a inicios de agosto de 1910, Juan P. Caminero,
su hermano Leopoldo, dos sobrinos y otros dos hombres merodeaban por las orillas de río Brujuelas.69 Todavía en enero de
1911, se buscaba a Juan P. Caminero ‘‘sin saber su paradero’’.70
Sobre Melitón Ruiz, quien había perseguido alzados contra
el Gobierno en 1905 y 1906, y había sido jefe comunal de Hato
Mayor en 1906, el gobernador de El Seibo, Francisco Rodríguez
opinó en 1908:
...vuelvo a escribirte para recordarte los puntos que en
ella te trataba, solo te hacía recordación del general Melitón
Ruiz para la Jefatura Comunal de Ramón Santana, nombramiento que te suplico no lo hagas extender por ahora
pues dicho Gral. aunque es buena persona no tiene capacidad ninguna para dicho puesto, primero por no saber leer
ni escribir y segundo por no tener iniciativa ninguna...71
Fabio Ruiz, hijo de Melitón Ruiz estaba ya, en agosto de 1908,
señalado como ‘‘criminal’’.72 Es de suponer que toda esta situación disgustó a Melitón y se alzó al monte: ‘‘...últimamente, en
Guasa, Melitón Ruiz y Juanico Álvarez se fueron al monte con
algunos más y acompañado, según tengo entendido, de algunos criminales; pasaron de allí a sección de Hato Mayor y ya el
grupo se eleva a 40’’.


Al parecer los Álvarez se habían convertido en un punto de atracción para los demás cabecillas alzados. Los grupos de Melitón Ruiz y
el de los Álvarez sumaban 40 hombres. Partida grande si tomamos
en cuenta que ningún grupo anterior llegaba a ese número, aunque esta cantidad resultaba de la unión de dos cabecillas.
La persecución se inició pero a diferencia de otros gobernadores, el de San Pedro, por ejmplo, no quería cívicos sino tropas: ‘‘...Estoy convencido de que no conviene operar con cívicos,
porque son todos unos racioneros y sin ningún afecto a la causa;
de ahí que embaracen o retarden las operaciones para aumentar los días de ración casi siempre sin ningún resultado...’’.74
Los diferentes grupos que actuaban en el Este en esos meses hicieron que tanto el Gobernador de El Seibo como el de
San Pedro de Macorís enviaran su preocupación al Secretario:
Los jefes comunales de Hato Mayor y La Romana salieron a campaña; otros Jefes han ocupado sus puestos rodeados cada uno de 10 hombres de confianza que los acompañen, pues cualquiera de estos podría ser atacado por el
elemento agavillado con perjuicio de los intereses locales.
Así es que, todo esto, unido al personal que tengo en pie de
guerra, los unos en persecución de ellos, por Guasa, MataPalacios Guayabo Dulce, ect.,ect.,75
La situación por esta Provincia no mejora con la rapidez que debía mejorar en atención a la jente que hay sobre
las armas persiguiendo los diferentes grupos que han asomado por varias partes a la fecha parece que Juan Pedro
Caminero ha pasado a la provincia Capital y merodea
por las inmediaciones de Guerra. Del grupo de Canela
quedan algunos que, según noticias se van reuniendo y
ya forma un núcleo de doce por la Lleguada del Sur. Ya
he tomado medidas para perseguirlo a fin de que se desbande nuevamente por completo. La gran dificultad que
ofrecen esos gavilleros es que no se detienen una hora en
ninguna parte y están esquivando constantemente el en cuentro con las fuerzas del gobierno. Algunos ocultan de
día la carabina y se ponen a trabajar en fincas o colonias
y de noche se arman nuevamente y salen hacer sus fechorías.
En el día casi siempre están dispersos, pero se dan cita y en
la noche arman la gavilla.76
Es interesante destacar la actividad de los componentes de
los grupos, de día trabajaban en fincas o colonias ¿de caña? y
de noche, armaban la gavilla.
Situación similar a la citada por Bruce Calder: ‘‘Comentaba
un oficial que cada hacienda azucarera tiene sus propios empleados ... emisarios de los bandidos, que trabajan pacíficamente
durante el día y están en contacto con los bandidos de noche...’’.77
En diciembre, el Gobernador de San Pedro de Macorís informa que:
... los revoltosos están divididos en 5 grupos habiendo entre estos el de Melitón Ruiz que pasaba de 80, el de Juan P.
Caminero, pasa de 20 y los otros pasan todos de 12. Por
las cercanías de Hato Mayor hay uno fuerte al mando de
un cibaeño [¿Canela? MG] que se dice que tiene 30 hombres. Estos están irregularmente armados; pero tienen algunos: mauser, 50/70 y belgas; los demás tienen revolver
y casi todas las cápsulas de sus armas son nuevas...78
En ese momento, el grupo de Melitón Ruiz llegó a tener 80
hombres. Este fue el más grande registrado para el período. A principios de enero de 1910, como ya vimos, merodeaba la provincia de
Macorís.79 Las garantías solicitadas, a fines de enero de 1910 por los
diferentes grupos, a través del administrador del ingenio Consuelo
y que lo incluían, no fueron aceptadas por el Gobierno. Ruiz solicitaba taba que su hijo Fabio, cumpliera su condena en La Vega como
confinado.80 Melitón después no aceptó ‘‘expulsión ni confinamiento’’, pidiendo para él y Guzmán el pago de $614.70.81
Parte de su grupo se presentó en febrero.82 Entre los presentados se encuentra ‘‘el coronel’’ Luciano Reyes.83 (Encontramos que de nuevo, al igual que en el grupo de Peguero y
Estrella, militares forman parte de las partidas de gavillas.)
Se anunció que en ese momento Melitón se quedó solo con su
hijo en el monte y que estaba en vías de presentación,
84 la cual se
llevó a cabo semanas más tarde.85 No sabemos bajo cuáles condiciones pero durante el resto del gobierno de Ramón Cáceres no
se volvió a mencionar a Melitón Ruiz como alzado.
La relación familiar en la conformación de los grupos vuelve a sentirse en los grupos de los Álvarez y el de Melitón Ruiz.
En el primero, los cabecillas eran cuatro hermanos y entre sus
integrantes se encontraba por lo menos un sobrino. En el de
Melitón Ruiz, su hijo forma parte del grupo.
Además de los grupos ya mencionados durante el 1909, había otros que estaban en el monte. Entre éstos se encontraban
el de Chencho Boudet86 en enero, Fidel Ferrer desde febrero,87
Pedro Reyes88 también en febrero, Juan Ma. Florentino89 en marzo, José Gómez y Ramón Batista en mayo,90 Canela en
diciembre.91Algunos de estos grupos respondían a jefes más
grandes, como era el caso de Juan Ma. Florentino con el general W. García.92
La familia de Fidel Ferrer solicitó garantías y el Gobernador
de El Seibo recomendó al Secretario de Interior y Policía que:
Hace tiempo se encuentra un joven de esta ciudad llamado Fidel Ferrer, huyendo por causa baladí. Su familia
de las mejores por cierto de mi localidad ignora de que se
encuentra vivo. Por mi órgano, solicita pedirle al Gobierno,
garantías, a fin de ver si por este procedimiento pueden conseguir saber su paradero. Es bueno que sepas que este joven
está considerado como contrario al actual partido, pero no
es de ninguna significación política.93
Fidel Ferrer tuvo después un encuentro a mediados de febrero, en Cañada de Pancho94 y merodeaba Chavón.95 Al parecer, la mediación surtió efectos porque no se registran más
persecuciones ni menciones de Ferrer en los últimos dos años
del gobierno de Cáceres.
Sobre el grupo de Pedro Reyes, desde noviembre se tenían noticias de que estaba cerca de Sabana de la Mar.
96 En
febrero de 1909, el Gobierno le ofrece garantías: ‘‘He tomado nota respecto de lo que me dice de Pedro Reyes y Manuel
Santana y procederé en consecuencia. Ahora, últimamente me ha mandado a decir Pedro Reyes que esta realijando unas
reses para venir a presentarse...’’.97
La palabra ‘‘realijando’’ ¿tendrá relación con ‘‘rehala’’? Esta
última significa rebaño de ganado lanar formado por el de diversos dueños y conducido por un solo mayoral. ‘‘A rehala’’ es
admitiendo ganado ajeno en el rebaño propio. De ser así, ¿Pedro Reyes tendría ganado en rebaño ajeno o admitía en el suyo,
ganado ajeno?
Sobre Pedro Reyes, Manuel Santana y los Álvarez aclara en
el mismo documento: ‘‘...Estoy seguro de que esos dos individuos –por ningún caso– hacen causa común con Ferrer. Los
Álvarez tampoco están al lado de él porque ellos siempre han
militado en nuestras filas y no pueden caber en la contraria’’.
Reyes y Santana, como vimos anteriormente, estaban acusados de ser los autores materiales del asesinato de Secundina
Reyes y su hijo, y señalados como cómplices de los Álvarez.98
Ramón Batista se alzó de nuevo en 1910, y se entregó junto
con Sotico en marzo de ese año.99 Sotico era uno de los ‘‘militares’’ antiguos compañeros de Zarzuela y Juan M. Peguero en
1906. Batista era uno de los ‘‘oficiales sueltos’’ del general David Lalondriz, lugarteniente de Ulises Heureaux y comandante de Armas de Villa Duarte.
En 1909, también se reportaron casos de asaltos a bodegas
en la zona de los ingenios100 y a expresos del Gobierno para
robarle dinero y provisiones: ‘‘...después de cobrar la referida
suma [$20.00, MG] y cuando regresaba a ésta le salió por el
camino una partida de bandoleros que le quitaron cuanto tenía, tanto dinero como provisiones...’’.101
Quizá el caso más extraño fue el del ‘‘gavillero’’ Sindo Colorado, quien en junio hace su presentación al gobernador de la provincia Pacificador.
102 Colorado había estado merodeando con
‘‘...un pequeño grupo como de 12 a 15...’’
103 en la provincia de
Pacificador. Fue enviado al Gobernador del Seibo104 y más adelante, ese mismo año, fue utilizado para perseguir gavilleros junto con las tropas.105 Sindo era conocido matón, junto con Sabas
Burgo, desde la Guerra de los 6 Años contra Báez.106
En 1910 surgen otros grupos como el de Nemencio Guzmán,
Délfido Jiménez, Benancio de Castro, Aristy y el de Vicente Evangelista. Este último aparece ya como ‘‘cabecilla de bandoleros’’.107
Nemesio Guzmán, jimenista, quien había acompañado a Enrique Jiménez, Mauricio Jiménez y Perico Lazala en el desembarco contra Cáceres hecho por Blanco, cerca de Luperón,
estaba en el monte con su grupo, unido al de los Álvarez para
enero de 1910108 y había pedido garantías junto con Melitón y
otros, como ya habíamos visto, a través del administrador del
ingenio Consuelo.109 Parece que en un principio Guzmán aceptó las condiciones ya que el gobernador de San Pedro de
Macorís escribió:
Anoche expliqué verbalmente a Nemencio Guzmán informa que se aceptaba su sumisión de todo i cada uno, hoy
me escribió pidiéndome tres días de plazo porque necesitaba
arreglar algunos negocios por el Seibo antes de acojerse garantías que obligan a el confinamiento La Vega...11


Pero días más tarde el Gobernador informó:
Guzmán no acepta confinamiento Vega, además no quieren venir a esta hacer sumisión i deposito de armas, sino en
ingenio Consuelo. Creo imposible que Gobierno se someta a
tales exigencias de rebeldes i por lo tanto no las acuerdo si no
son bajo las bases estipuladas por esta Gobernación las cuales son bastante liberales. Urge envio de fuerzas para perseguirlos en distintas direcciones sin tregua...111
La persecución al grupo de Guzmán continuó por unos meses, junto con los otros grupos que estaban en el monte. En febrero fue asaltado en El Soco junto con el grupo de los Álvarez.112
El cabecilla Délfido Jiménez, que andaba junto con Guzmán, hizo su presentación a fines de marzo quedando ‘‘Guzmán mui reducido’’.113 A inicios de abril, Nemencio se presentó con su grupo de 19 hombres al Gobernador de San
Pedro de Macorís.114
Benancio de Castro, ‘‘bandido’’, tenía un grupo que merodeaba desde abril de 1910 en las secciones de la jurisdicción
de Los Llanos, La Joya,115 el ingenio Quisqueya y La Rufinita
donde había quitando armas.116 Fue sorprendido y muerto por
fuerzas del Gobierno a inicios de mayo de 1910.117
Vicente Evangelista es nombrado como alzado en los documentos de la época, al presentarse junto con Caminero a fines
de abril de 1910.118 Días después es señalado como ‘‘cabecilla de bandoleros’’,119 al igual que Délfido Jiménez, permaneciendo en la cárcel hasta por lo menos 1911.120
Juan Bta. Aristy y Eustacio Ávila ‘‘... y otros criminales más se
hallaban en Yuma porque hoy día estos campos se hallan infestados de criminales de todas partes...’’.121
Otros grupos se reportaron, como el que merodeaba por el
ingenio Quisqueya,122 sin que se identificaran quienes eran sus
cabecillas. Se informó también sobre ataques a la Guardia Campestre de este ingenio.123
Sobre este hecho, el Jefe Comunal de Bayaguana comentó:
‘‘...es un desorden local compuesto de 20 ó 25 vagabundos entre ellos 4 ó 5 de esta localidad residentes [en] Quisqueya hace
tiempo i tienen deseo de entrar... en estas con sus desordenes...’’.124 Parece ser que este grupo continuó operando hasta
enero de 1911.125
El asalto al expreso que llevaba $125 para las raciones de los
militares antes de abril de 1910, cometido por ‘‘gavilleros’’, preocupó a las autoridades.126 Los ataques a bodegas127 y a las secciones también eran otras de las acciones que se repetían con
frecuencia.128
El periódico Listín Diario señala en los primeros meses de
1910: ‘‘Bandolerismo en San Pedro de Macorís. En zozobra la tranquilidad de la población rural de la zona. Grupitos en Las
Claras se llevan ropa y abastos. Robos en Yamasá’’.129
Pero en 1911 se percibe una disminución en las acciones de
gavilleros y en los grupos que actuaban en el Este. Félix Álvarez
es encontrado muerto en enero;130 Vicentico y Délfido en la
cárcel; de Caminero no se sabe su paradero y no se tienen noticias de él en todo el año.131
Solamente aparecen noticias esporádicas de lo que quedaba del grupo de los Álvarez132 y de dos nuevos grupos. Uno
llamado el grupo de Catarey, en que tres de sus integrantes se
encuentran presos,133 y otro en Nigua, San Cristóbal, llamado
Los Jesús, que junto con ‘‘...otros criminales se están reuniendo armados de revólveres y carabinas...’’.1


En el Sur y la frontera el elemento nuevo que encontramos
a fines de 1909, es que comenzaron a aparecer noticias de
Liborio y su movimiento mesiánico,135 pero no se le vinculó a
los otros grupos de gavillas: ‘‘Anoche fue capturado en San Juan
el embaucador Liborio Mateo i despachado para esta, donde
será sometido acción justicia’’.

Otros grupos de gavillas se reportan también para finales de
ese año en esa región: ‘‘...una parte de la gavilla que merodea
por Línea ‘Dajabón’ encuéntrase entre ‘Amaury’ y ‘Guayajayuco’, punto éste perteneciente a Azua... Que no es número
mayor’’.137
Este grupo parece ser un remanente de los de la Línea
Noroeste, donde desde junio de ese año, grupos alzados en
Dajabón, Guayubín, Juan Calvo, contra el gobierno de Cáceres
son llamados ‘‘gavillas’’ y sus componentes ‘‘gavilleros’’. Esta zona
fue tradicionalmente jimenista y es muy probable que estos
grupos, al igual que los de Quiterio Berroa, Domingo Flores,
Evangelista González y Pedro Mota, del Este a finales de 1905,
fueran de origen ‘‘bolo’’.
Gavilleros empiezan hacer presentaciones i entregar armas i municiones. En común de Guayubín lo han hecho
ayer a hoi más de 20. Común Dajabón se harán más
difíciles porque el número que de allí fue a acompañar
revolución era mayoría criminales...138
Si ese Gral., el día que sale de Guayubín llega a Juan
Calvo en vez de quedarse en Escalante, lejos de tener los
gavilleros tiempo de escaparse esa noche, hubieran caído,
sin que se hubiera escapado uno...139
En estos días han sido capturado 8 individuos de los
que andaban con revolución, de ellos la mayor parte criminales. A menudo se capturan de los que vienen del mismo Haití.140
Estoy aquí desde anoche procurando resto de delincuentes
y carabinas de la gavilla última.141

De nuevo se identifica la ‘‘revolución’’ con la‘‘gavilla’’ en la
correspondencia del gobernador de Montecristi, Bordas Valdez,
quien en esos meses dirigía las operaciones en la Línea Noroeste y sería presidente en 1914. Todavía en octubre no se
habían podido liquidar a estos grupos. Según Bordas Valdez las
dificultades eran:
...Esas posiciones son terribles en tiempo de seca y con
tropa acostumbrada a grandes marchas como la que tengo que no sabe caminar y habiendo, como hoy, tanto lodo,
son el desastre de un ejercito...
...Seguidamente he procedido también al arreglo de la
línea telefónica en completo deterioro por las fuerzas revolucionarias i a dictar medidas que contribuyan de un modo
eficaz a la pronta terminación de la gavilla de bandoleros
que así puede llamarse... gavilleros, hubieron de distinguirse mui notablemente...142
...a pesar del interés que vienen tomándose por desbaratar el grupo de gavilleros que merodea en los campos de
esta Provincia, no han podido atacarlo en razón a lo distante que de esas comunes se mantiene i al constante movimiento en que siempre está.
Conviene pues, para que puedan ser enérgicamente batidos i asaltados, de que me envie, cuanto antes cien hombres
escojidos i experimentados en la marcha, pues lo que cuanto
no rinden los resultados apetecidos por cansarse a poca distancia por no estar ejercitados en marcha. La tropa para
asaltos debe ser tropa mui ligera en marcha; que salga de
noche i no le coja el día a las 2 leguas de caminar...
El enemigo por las razones anotadas, aunque de hombres desarmados va creciendo i conviene perseguirlos con
ahinco a bien de que entre ellos la desorganización que
hai que esperar...

Para noviembre, los grupos aparentemente se dispersaron:
‘‘...Los agavillados mui escondidos. No le doi noticias porque
van tres días que debido al temporal con ninguno de los jefes
de operaciones me comunico i debido también a crecientes
de Yaque i afluentes...’’
144
En 1910, en el Sur, se registraron grupitos de alzados como
en Felipón,145 pero sin que se señalaron como ‘‘bandidos o bandoleros’’. Sin embargo, al igual que el acoso a Liborio y su gente, la persecución a estos grupitos fue constante entre junio y
agosto146:‘‘Jefe Comunal San Juan comunica que fue capturado Olivorio con alguna gente de confianza i guardias, que después de cojido fueron sorprendidos por cerca de 200 hombres
de sus veneradores armados en distintas formas quienes los libertaron...’’
147
La persecución contra Liborio continuó en Maguana,148 La
Mula, común de Bánica y Jagua.149 El general Vargas encargado de operaciones en la zona reportó:
Acabo llegar Maguana, Jagua y demás contornos eso
ha quedado despejado; no tiene color político solo fanatismo; pero creo esto se acaba. He hecho salir todos los de
fuera que estaban ahí i el que los consienta i la autoridad
que permita estadía de forasteros su sección les castigo severamente...150
En este documento se señala que el movimiento ‘‘no tiene
color político’’ estableciendo una diferencia con los otros grupo de alzados. Además se prohibió la permanencia de forasteros
en las secciones donde operaba Liborio y su gente. Puede deducirse de ahí que había muchos seguidores de otras zonas y
que ya para ese momento, Liborio ejercía una fuerte atracción
dentro de la población rural.
El Gobernador de Azua recomendó en agosto de 1910, darle garantías de vida y bienes para aplacarlos.151 En 1911 continuó la persecución al movimiento de Liborio.152 El Gobernador de Azua esta vez recomendó: ‘‘Teniendo en cárcel algunos
complicados asunto Liborio considero como digno castigo
afiliarles Batallón Ozama’’.153
La presentación de Liborio y su gente se realizó entre el 13
y 14 de junio.154 Para finales de ese mes se considera que no
queda nadie en el monte.155 Pero en octubre son capturados
‘‘24 presos liboristas, entre ellos 2 mujeres’’.156
De nuevo la identificación de liboristas no se hizo sobre la
base política, sino como ‘‘fanatismo’’. No se encuentran, por lo
tanto, en relación con los grupos de bandoleros o gavilleros.
Las noticias de grupos de bandidos y ‘‘criminales’’ en el Cibao
fueron escasas en los años 1908-1909. Solamente encontramos
las menciones de los cabecillas Ismael Luna y Toño Gil relacionados con el alzamiento de Laíto García ‘‘...quien los indujo a tirarse


al monte habiéndole dado dinero ect. al efecto...’’.157 Esto ocurrió al mismo tiempo que el alzamiento de Quírico Feliú.
En Salcedo se reportó que el general Zenón Toribio está en
actitud hostil y con un grupo en el monte.158
En esa región:
...sólo Altamira sigue siendo una amenaza de desorden
porque la naturaleza del terreno, surcado de abruptas i
desiertas serranías, ha hecho hasta ahora imposible la
captura de Toño de Vera i su partida. Algo influyen en
esto, no cabe duda, las numerosas relaciones de parentesco
que este tiene en toda aquella común...159
En 1911 en el Cibao sólo dos noticias de gavilleros aparecieron
los documentos revisados en el Archivo General de la Nación: ‘‘En
la sección de Ortega fue encontrado un cadáver con tres heridas
de bala, identificado, resultó ser el gavillero Sabas Burgo’’.160
Sabas Burgo había sido compañero de Sindo Colorado desde los años de las luchas antibaecistas.161
‘‘Del campo donde
estoi con licencia salí el sábado para Bonao. Allí se me presentaron los gavilleros Félix Ersobú y cinco más’’.162
En la Línea cerca de la frontera, la preocupación para 1911
era la sección de la Jagua ‘‘madriguera de ladrones’’
163 y que se
debía enviar tropas para ‘‘aniquilar en su cuna bandolerismo
frontera’’.164 Pero a pesar de esa situación, en ese año, no se
registraron noticias de ‘‘bandoleros’’


 Ejecutorias de Cáceres en obras sociales y el incentivo a la producción

En su gobierno, Cáceres hizo grandes inversiones en obras de infraestructura, tales como:
  • Construyó puentes y carreteras.
  • Construyó escuelas, se calcula que de 200 que existían, aumentaron a 526.
Por otra parte, aumentó las líneas telegráficas y organizó el correo, reorganizó la administración del país, creó la Dirección de Obras Públicas, estableció en el país la primera institución de crédito: el Royal Bank of Canadá.
En cuanto a la agricultura, se preocupó por desarrollarla e incentivarla, creando así, la primera Escuela Agrícola, en la ciudad de Moca; también promulgó la Ley de Franquicias Agrícolas, en la cual declaraba como prioridad del estado todas las inversiones que significaban el desarrollo de la agricultura.
Promulgó un decreto exonerando de impuestos de exportación y fabricación al azúcar que se produjera en el país. Además, favoreció a los inversionistas extranjeros, especialmente a los estadounidenses, a los cuales no solo se les exoneraban de pagos de impuestos, sino que se les concedían tierras y tenían derecho a exportar mano de obra extranjera para abaratar los costos de la producción.
Estas medidas facilitaron grandemente la inversión extranjera, pero perjudicaban al campesino, especialmente a los de la región este, donde se instalaron las grandes compañías de azucarera. Los campesinos propietarios de estas tierras no poseían títulos de propiedad legalizados, por lo cual se vieron obligados a vender sus tierras a bajo precio, o sencillamente, abandonarlas.
Más de dos millones de tareas de tierra, estaban en manos de norteamericanos, italianos, cubanos y españoles, los cuales se destinaban a la industrialización de la caña de azúcar.
A pesar de su interés por incentivar los principales renglones productivos, Cáceres encontró fuertes oposiciones entres sectores que consideraban que esas medidas afectaban sus intereses. Fueron descubiertos varios complots para asesinarlos, hasta que el 19 de noviembre de 1911, lo asesinó un grupo de adversarios dirigidos por el general Luis Tejera.