jueves, 4 de abril de 2013

LA BATALLA DE LAS CARRERAS, 21 DE ABRIL DE 1849



La Batalla de Las Carreras fue una de las grandes batallas durante los años posteriores a la Guerra de la Independencia Dominicana y se libró el 21 de abril de 1849, cerca de Baní, provincia Peravia. Una fuerza de tropas dominicanas, una parte del ejército del sur, dirigida por el general Pedro Santana, derrotó a una fuerza del ejército haitiano que superaba en número al dominicano, encabezado por el emperador Faustin Soulouque.


Según el General Antonio Duverge , en el Libro La Centinela de la Frontera, cuya autoría es el Ex-Presidente de la República DR. Joaquín Balaguer, "Las Carreras" no fue una batalla campal sino una serie de tres escaramuzas  cuya importancia , desde el punto de vista militar , fue evidente mente secundaria.

La primera de esas escaramuzas tuvo lugar el 20 de abril de 1849  con un ataque por sorpresa que realizo  el ejercito  de Geffrard contra el cantón  de Las Carreras . Santana se hallaba ausente en su cuartel de Sabana buey y solo conoció los detalles  de este primer episodio  por los reportes oficiales enviados  desde el campo  de la acción  por el coronel Francisco Dominguez.

La segunda escaramuza tuvo efecto el 21 de abril. Hasta la una de la tarde de ese día , el ejercito dominicano permanecían a la expectativa , espiando  los moviminentos  del enemigo . Al fin , a las cinco y media  de la tarde ya próxima la noche,  ocasión que la tropa enemiga esperaba con impaciencia para saciar su sed en las orillas del rió, Geffrard tomo la iniciativa . Los escuadrones haitianos bajaron de los cerros para caer sobre el "Hato de la Carrera", propiedad de José María Caminero, a la sazón Ministro de Relaciones Exteriores. El combate duro alrededor  de una hora y culmino con un asalto al arma blanca en que participa ron el coronel Francisco Dominguez, el teniente coronel Blas Maldonado, el teniente coronel Marcos Evangelista y el teniente coronel Antonio Sosa. El mayor rasgo de heroísmo que se registro en esta rápida función de armas lo protagonizo un general haitiano, Louis Michel, quien lucho al pie de su cañón hasta caer con el pecho perforado por la lanza de Cleto Villaviciencio, soldado del batallon de Higuey . Santana, según su propia confesión , llego cuando sonaban los últimos tiros, fuertemente escoltado por la caballeria mandada por el coronel  Pascual Ferrer.

La tercera escaramuza se registro el 23 de abril, Después de cuarenta y seis horas de inacción, el ejercito dominicano tomo por primera vez la iniciativa con el envió de dos guerrillas que salieron del campamento a las dos de la tarde con encargo de explorar el campo y de hostilizar al enemigo. La primera guerrilla , dirigida por el comandante Aniceto Martinez, se acerco heroicamente, según el parte de Santana , a los cañones emplazados en uno de los cerros por el ejercito haitiano, y se retiro sin bajas y sin haber logrado su objetivo ; y la segunda guerrilla, comandada a su vez por los intrépidos  banilejos Bruno Aquino y Bruno del Rosario, se limito a ocasionar algunas bajas al enemigo sin ninguna otra consecuencia.

No existió , pues si no mienten los partes oficiales firmados por Santana, la batalla de Las Carreras. Las tres escaramuzas conocidas con ese nombre fueron después abultadas, con fines exclusivamente políticos, para glorificar a Santana y ofrecerle, bajo la impresión de un triunfo espectacular, el premio que siempre persiguió en sus campañas militares:

                                            PODER, RIQUEZA Y HONORES.